una técnica eficaz para aplicar el rubor en un rostro redondo


Debes saber que dando un uso adecuado al rubor o llamado colorete, lograrás convertir un rostro redondo en una cara llena de armonía sin recurrir a la cirugía estética e invirtiendo, tan solo, unos pocos minutos de tu tiempo.

 

Solo requerirás de los implementos necesarios y escoger el rubor que más se adecúe a tu tono de piel, para poner en práctica este sencillísimo truco ideal para resaltar los pómulos.

Ten a mano…

  • Un rubor de tu color favorito
  • Una brocha de maquillaje de corte biselado.

 

Paso a paso

1-   Coloca la brocha sobre el rubor para llenarla de producto.

2-   Después, en lugar de aplicarlo en las mejillas, extiéndelo sobre el área que se encuentra justo debajo de los pómulos y difumínalo hacia las sienes, en sentido diagonal.

3-   Cuando el colorete es aplicado en sentido diagonal, el rostro adquiere una estructura más angulosa de un modo muy sencillo y natural.

4-   Si eliges un colorete algo más oscuro que tu tono de piel, el efecto será aún mayor y alargarás todavía más tus facciones.

Ten en cuenta que...

Es muy importante que extiendas el blush sobre tu rostro en una zona en la que dispongas de una buena fuente de luz. De este modo, serás totalmente consciente del resultado y no te llevarás sorpresas al salir a la calle y mirarte en un espejo bien iluminado.

1/1
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje