¿sabes cómo usar correctamente el iluminador?


Pero en ocasiones compramos productos de maquillaje suya correcta utilidad desconocemos, como el caso del iluminador. Acá te enseñaremos cómo utilizar el iluminador correctamente para para realzar tu belleza y lucir hermosa en cualquier ocasión, llenando nuestro rostro de luz.

¿Para qué usar el Iluminador?

El iluminador es un cosmético que aplicado correctamente, te ayudará a dar luminosidad a tu rostro y tu mirada, además de brindarte una juventud incomparable.

Es importante saber, que el iluminador cuenta con partículas que atraen la luz y, por ello, después de su aplicación el resultado es una piel mucho más luminosa, fresca y resplandeciente.

Debes saber que el iluminador no es lo mismo que el corrector, por lo que nunca deberás usar el iluminador para cubrir imperfecciones como las ojeras o el acné, sino que debe emplearse para lograr que determinadas zonas del rostro irradien luminosidad.

A continuación, te detallamos los casos en los que es aconsejable embellecer el rostro aplicando un iluminador:

  • Si necesitas disimular signos de estés, fatiga o cansancio.

  • Para darle luz al rostro después de una mala noche o de no haber dormido las horas suficientes.

  • Si notas que tu rostro luce apagado y sin vida, o está opaco.

 

¿Cuándo debo Aplicar el Iluminador?

Dependerá de tu elección, existen personas y especialistas que utilizan el iluminador como base, pero debes tomar en cuenta que si vas a unificar el tono de la piel con tu base de maquillaje, lo correcto es aplicar el iluminador después de esta y justo antes de los polvos compactos o traslúcidos. Recuerda que los polvos deben ser lo último, pues ayudan a fijar el maquillaje manteniéndolo intacto por más tiempo.

Más importante aún es saber aplicar el iluminador y dónde, pues de ello dependerá que el resultado final sea favorecedor o no. Este debe usarse en zonas estratégicas del rostro para conseguir esos toques de luz que, finalmente, te harán lucir radiante y sin rastro del cansancio.

Acá Algunos de los puntos donde puedes Aplicar tu Iluminador:  

  • En el centro de la barbilla para dar una forma más bonita al contorno de la cara.

  • En el arco de la ceja para que el párpado se vea visiblemente más levantado.

  • En la zona elevada de los pómulos para estilizar el rostro.

  • En el centro de la frente si no llevas flequillo, servirá para dar más luminosidad general al rostro.

  • En el exterior del lagrimal, en el entrecejo y en cada sien, ideal para ampliar la mirada.

  • En las aletas de la nariz para combatir las sombras que se forman en esa zona.

  • Los iluminadores puedes encontrarlos en distintos formatos: fluidos, en lápiz o pincel y en polvo. La forma de aplicación dependerá del tipo de iluminador que utilices; en el caso de que sea fluido o en lápiz - que son los más comunes - únicamente tendrás que aplicar una pequeña cantidad de producto sobre la zona a iluminar y difuminar con la yema de los dedos dando ligeros toquecitos hasta que veas que la piel lo ha absorbido por completo.

  • En cambio, los iluminadores en polvo deberás aplicarlos cuando el maquillaje esté acabado y difuminarlo con la ayuda de una brocha o pincel dando también pequeños toquecitos. Estos son ideales sobre todo para las pieles mixtas y grasas que tienden a desarrollar brillos a lo largo del día.

Ya sabes cómo utilizar el iluminador, pero recuerda que también es importante utilizar el corrector según tu tono y tipo de piel, así garantizarás resultados perfectos y podrás mostrar un rostro de película.

1/1
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje
Loading...