draping, la tendencia en maquillaje que está dejando de lado al couturing


Desde que las famosas Kardashians sacaran al ruedo la técnica del  contouring, esta y algunas técnicas similares que juegan con las tonalidades de los correctores y sombras para afinar el rostro, se han apoderado de las redes sociales, portadas de revistas y secciones de maquillaje a nivel mundial. Pero de la mano de esta tendencia ha surgido también la oleada de la “naturalidad”, apuntando al famoso refrán de que “menos es más”, aplicado al mundo del make- up. 

Y es así como ha surgido el “Draping”, una técnica de maquillaje que en la década de los 70 y fue implementada, y que ha vuelto con fuerza. En esta técnica solo necesitas usar rubor y con ella conseguirás   un look mucho más natural y luminoso y el proceso es mucho más sencillo de lo que imaginas.

 

En el draping necesitarás dos tonos de rubor (uno más oscuro y otro más claro)  para 'drapear' tu rostro y customizar un look natural pero bien esculpido. La técnica es sencilla y requiere tan solo dos pasos:

1. Crea la forma de una manzana alrededor de tu rostro con el tono más oscuro.

2. Aplica el tono más claro alrededor de la silueta dibujada y en la parte alta de tus mejillas.

El contraste entre ambos tonos consigue un resultado saludable y luminoso: el color oscuro logrará definir tu cara mientras que el color claro suaviza y difumina el look para lograr el acabado natural que estabas buscando.

1/1
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje