¿cómo seleccionar la base de maquillaje?


¿Te sientes perdida entre entres las bases de maquillaje? Pues te aconsejo que sigas leyendo para que logres convertirte en toda una experta de esta complicada materia y saca lo mejor de tu tipo de piel.

La tendencia anti-make up ha batido record en las redes sociales por la pasión de que lo natural se ve mucho mejor. Pero, para las que no les gusta mucho esta tendencia es mejor seguir un término medio de esta tendencia, así que mi consejo es no usar ni mucho ni muy poco cuando nos referimos al maquillaje. ¿Cómo podemos conseguir esto? Muy sencillo: lo mejor será buscar una base de maquillaje que cubra todas tus imperfecciones, que unifique tu tono de piel y que al mismo tiempo el resultado final sea muy natural.

Sigue estos sencillos pasos para lograrlo a la perfección:

1. La Fórmula del Éxito

Lo que siempre tienes que tener muy claro es que la textura es tu mejor aliado. Si hiciéramos una lista de las mejores bases de menor a mayor cobertura podemos comenzar con la BB cream, que es un hidratante con un toque de color, además de que te protege tu rostro, pero esta es una opción solo para las chicas que tienen la suerte de presumir un rostro sin ningún tipo de imperfección y una piel lisa ya que te ofrece una sensación de cara lavara muy natural.

El siguiente en nuestra lista es la base con una cobertura un poco más espesa que la bb cream, pero a pesar de esto muy ligera. Una de las ventajas de usar esta base es que te permite retocar tu maquillaje de manera muy sencilla y no suelen quedar pegoste muy fácilmente ya que con la esponja se puede difuminar de manera muy uniforme. Son geniales para todo tipo de pieles ya sean jóvenes o maduras, e igual manera con las bases fluidas.

Si tienes en el rostro algunas marquitas, manchas o arrugas, lo mejor será optar por una base de mayor cobertura. Para ti las bases en crema son lo mejor. Y si tienes algunos poros abiertos o granitos, opta por bases no comedogénicas en polvo que ayudan a absorber el exceso de grasa y matizar los grillos.

Y de último están las bases en barra o compactos, que son mucho más difícil de aplicar y siempre se debe tener cuidado de aplicar mucho producto en las zonas de las líneas de expresión, pliegues o algunas imperfecciones. Es mejor que las reserves para una ocasión de noche ya que con ella es más difícil conseguir un look natural y fresco.

2. En Busca del Color Perfecto

Para que no luzcas como una muerte viviente al terminar el verano, debes elegir muy bien el tono que va mejor con el de tu piel. Si no quieres equivocarte en esto, nunca te pruebes las bases en el dorso de la mano ya que este no se parece en nada al tono de tu rostro. Lo que debes hacer es robarla directamente en el rostro, ojo bien limpio y libre de maquillaje ya que así sabrás cual se asemeja más al tono de tu piel. Debes hacerlo en la zona de a mandíbula o en el cuello.

3. El Trazo Correcto

Puedes usar brocha, los dedos, con pince o una esponja. Como debes colocar la base. En este caso, cada persona tiene su forma y manera de hacerlo, hazlo de manera en que se te haga más fácil, claro debes tener en cuenta que la esponja absorberá más producto, con el pincel tendrá que dar varias pasadas en diferentes direcciones para un mejor trazo y vas a requerir de mucha experiencia. Con los dedos, el procedimiento es más sencillo, coloca una cantidad en tu frente, nariz, pómulos y barbilla, luego extiende la base hacia los laterales de tu rostro. Si deseas dar un acabado natural, no lo extiendas por todo el rostro, solo cubre las zonas con imperfecciones y rojeces que quieras disimular, eso sí difumina muy bien el producto para que no te queden parches. Y por último con la esponja solo deberás dar pequeños toques para ir difuminando muy bien el producto.        

No es tan difícil, solo debes ensayar un poco y veras que rápido podrás colocarte la base de maquillaje tu misma y te convertirás en toda una experta.

1/1
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje
Loading...