5 tips para aplicar el maquillaje con esponja de forma correcta


Existen múltiples métodos para aplicar el maquillaje sobre el rostro. En el caso de la base, lo más común es aplicarla con la yema de los dedos, sin embargo, el uso de las esponjas de maquillaje pueden ayudarte a conseguir un acabado impecable, natural y bonito. Aprende paso a paso cómo hacerlo. 

Tipos de Esponja

Son múltiples las formas en que puedes conseguir las esponjas de maquillaje. La calidad de las mismas también varía, por lo que debes tener en cuenta este factor si quieres lograr un excelente acabado en tu rostro. Los tipos de esponjas más comunes son:

  • Esponjas ovaladas: ideales para las caras más grandes y una aplicación mucho más rápida aunque con una menor precisión.

  • Esponjas triangulares: son las más comunes y permiten acceder a todas las zonas del rostro.

  • Esponja Beauty Blender: es un tipo de esponja nueva que se puede adquirir en diferentes formas, ofrece un acabado uniforme y se adapta a cada rincón de la cara. Además se pueden lavar y volver a utilizar.

Limpia tu Cutis

Cuando ya has elegido la esponja que se adapta a tus necesidades,  debes limpiar tu cara con agua y jabón y aplicar una buena crema hidratante para que la piel esté preparada para recibir la base de maquillaje y los demás cosméticos. Si quieres un maquillaje duradero, te aconsejamos aplicar previamente una prebase o primer por todo el rostro, con lo que  le aportarás un efecto tensor a tu piel y se disimularán mucho más las imperfecciones.

Aplica el Maquillaje

Un gran truco para un acabado perfecto, es el de humedecer la esponja con un poco de agua y escurrirla muy bien. Esto permite que la base se distribuya de manera uniforme, que no se acumule en aquellas zonas más resecas y que el resultado final sea más natural y bonito. Procura que no quede muy mojada, pues podrían quedar antiestéticas marcas en el rostro.

Es el Turno de la Base

Lo recomendable es colocar la base de maquillaje en el dorso de tu mano y tomar un poco del producto con la esponja. Deberás aplicarla mediante ligeros toques empezando por la parte media del rostro, es decir, por la zona central de la frente, la nariz y el mentón, y poco a poco ir extendiendo el maquillaje por las mejillas y hacia la parte exterior de la cara. Difumina muy bien la base de maquillaje y procura extenderla también por zonas como las aletas de la nariz y los lóbulos de las orejas.

Sella con Polvos Traslúcidos tu Maquillaje

Cuando hayas acabado de aplicar el maquillaje con la esponja, ya podrás aplicar una capa de polvos translúcidos para sellarlo y empezar a usar el resto de cosméticos. Estarás lista para lucir la mejor versión de tu rostro.

1/1
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje