todo lo que debes saber sobre el uso del rizador para pestañas


Una mirada cautivadora es muy sencilla de lograr si conoces los trucos y técnicas de maquillaje correctas. Las pestañas al igual que las cejas, son elementos primordiales a destacar con el maquillaje si lo que buscas es resaltar tu mirada. En el proceso existen herramientas muy útiles como el rizador de pestañas que puede ser un gran aliado para lograr esta meta y hoy queremos enseñarte la forma correcta de usar este producto de maquillaje.

Cómo Usar el Rizador de Pestañas

 

Sin dudas, es una de las preguntas más frecuentes que se hace cualquier mujer a la que le guste o se inicie en el mundo del maquillaje. Los rizadores de pestañas son un accesorio de belleza muy valioso, aunque a veces nos preocupe cómo utilizarlo.

El rizador de pestañas es uno de nuestros principales aliados de belleza para conseguir una mirada perfecta. Con un gesto simple preparamos nuestros ojos para el rímel y para tener una mirada abierta y magnética. Proponemos una guía útil para evitar errores y lucir una mirada ideal.

Es una herramienta con un mango similar al de una tijera, pero terminado con dos pequeñas placas recubiertas de caucho de silicona. Estas placas se abren para “recibir” las pestañas, mientras que las arandelas de silicona doblan en ellas, de una manera muy simple.

Su Historia

 La historia del rizador de pestañas se remonta a los años 20 y en las flappers, ellas arqueaban sus pestañas para conseguir unos ojos más grandes. Fue introducido en 1923 por William Beldue y, a pesar de que eran muy costosos y difíciles de usar (al parecer había que dejar el rizador en las pestañas unos 10 minutos para un buen resultado), recibió un gran éxito.

Aprende a Usar el Rizador

El rizador de pestañas debe utilizarse con las pestañas absolutamente limpias: si se usa después de aplicar el rimel las pestañas se endurecen y se pueden romper. Una vez hemos maquillado los ojos con las sombras y con el delineador de ojo o eyeliner, pasamos a utilizar el rizador de pestañas. Nos debemos asegurar que las arandelas del rizador están en su lugar y que el instrumento está limpio (debes limpiar el rizador periódicamente con un producto oleoso). A continuación levanta la ceja con un dedo, tirando ligeramente hacia arriba y mirando hacia abajo, de modo que las pestañas se abran, así es más fácil utilizar el rizador.

Toma y abre las dos partes del rizador para que el rizador haga una ligera presión en las pestañas. Aprieta cada vez más el rizador de pestañas, a partir de la zona más cercana a ellas y realice este movimiento gradual. Manten esa posición durante 10 o 20 segundos, y tira suavemente del rizador de pestañas. Por último aplica el rímel haciendo zig zag, así separamos y estiramos aún más las pestañas.

1/1
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje
Loading...