formas adecuadas para aplicar el rubor


El rubor significa color y vitalidad en tu maquillaje y es muy importante su aplicación y la forma en que lo haces, lo primero que debes saber es que color es el que te favorece más, luego de adquirir el tono de rubor que más te favorece, debes identificar el tipo de rostro que es el tuyo. A continuación, hay una clasificación de los rostros, sus características y descripción a la hora de emplear el colorete.

1.- Rostro de forma Cuadrada y Rostro Alargado

Las que tienen cara cuadrada, deben utilizar el colorete empleándolo justamente a las manzanas de las mejillas en modo circular. De esta manera se conseguirá que los rastros angulosos se suavicen al colocar la atención en la parte más circular de la cara. Por el contrario para las caras alargadas, aplica un golpe horizontal de color para lograr que tu cara parezca más amplia, distribuyendo desde el medio de las mejillas hacia las orejas y empezar desde la parte de arriba de los pómulos.

 

2.- Rostro en forma de Diamante y Rostro en forma de Corazón

Si en cambio tu cara tiene forma de diamante, la clave se ubica en colocar la atención en la mitad inferior de tu rostro. Para lograrlo aplica el rubor en la parte superior de los pómulos hacia las orejas para atraer la mirada hacia abajo y realzar tus pómulos. En cambio los rostros acorazonados se deben aplicar el colorete en la zona inferior de los pómulos, parecido a la manera en que se emplearía el contorno. Esto ayudará a equilibrar una fuerte línea de la mandíbula al centrar la atención en los pómulos.

3.-  Rostro Ovalado y Rostro Redondo.

Para un rostro ovalado lo mejor es concentrar el rubor en la parte superior de los pómulos, mezclando ligeramente hacia las orejas,definiendo de este modo los pómulos; y para las caras redondas, hay que agregarle también definición, para ello succiona para adentro tus mejillas y  aplica rubor debajo de los pómulos.

1/1
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje
Loading...