contouring o cómo esculpir el rostro sin photoshop


contouring-contorno-maquillaje

 

APRENDE A APLICAR TU MAQUILLAJE CON LA TÉCNICA DEL CONTORNEADO DE ROSTRO CON LA QUE CONSEGUIRÁS RESALTAR LO QUE MÁS TE FAVORECE.

El «contouring» o contorneado del rostro es la última tendencia de maquillaje que viene pisando fuerte desde las alfombras rojas de todo el mundo. Y aunque es una técnica que los profesionales utilizan desde los años 80, famosos como Kim Kardashian o Jennifer López, han conseguido que aficionadas al maquillaje de todo el mundo se atrevan con este nada sencillo ritual de belleza.

Porque el contorneado del rostro es poco menos que una técnica pictórica, ya que consiste en esculpir los rasgos faciales mediante un juego de luces y sombras. Nada que Caravaggio no hubiese descubierto ya hace más de cuatro siglos.

En realidad, lo que se persigue con el «contouring» es crear sensación de profundidad en ciertas zonas mediante un color oscuro (contorno) y resaltar e iluminar formas que nos favorecen con un tono muy claro (iluminador o corrector) para conseguir así unas facciones ideales. Suena genial, pero si no te dan un patrón a seguir no es nada sencillo.

Vamos a ello. Para contornear tu rostro necesitarás:

  • Un buen corrector y, si deseas un toque resplandeciente, un iluminador. Ambos tendrán que ser de un tono bastante más claro que tu color de piel, para lograr el efecto deseado.
  • Un contorno(suelen venir en paletas de contorno). Si no dispones de uno, puedes sustituirlo por unos polvos bronceadores.
  • Brochas de rostro:
  1. Para aplicar el color: una de corte biselado, gruesa y en punta, o una para aplicar maquillaje fluido.

2. Para fundir las transiciones y difuminar: alguna brocha que te permita mezclar como la«mofeta»o una «kabuki».

DÓNDE SE APLICA EL CONTORNO

Aunque siempre depende de la forma de tu rostro y de los posibles volúmenes que quieras atenuar, las zonas básicas son:

  • Bajo los pómulos (dibuja una línea desde la oreja a la comisura del labio y trázala solo a medio camino).
  • A los lados de la frente, sobre las sienes. Marca un par de puntos, que deberán ser más grandes cuanto más amplia sea tu frente.
  • Sobre la frente: un par de líneas paralelas a las cejas. Omite este paso si tienes la frente corta.
  • Alrededor del tabique nasal: desde el nacimiento de cada ceja, hasta el comienzo de la aleta. Si tu nariz es gruesa, pinta también los laterales de las aletas. Si no, corta ahí.
  • Bajo el labio inferior: para dar mayor profundidad y sensación de grosor.
  • Bajo la línea de la mandíbula: para estilizar el corte de la cara.
  • Alrededor de las clavículas: para crear sensación de profundidad y estilizar el escote.

Para continuar leyendo Presiona el Botón de Siguiente...

1/2
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje
Loading...