la ciencia de lavarse la cara: mitos y verdades


limpiezarostro

Una piel limpia y libre de impurezas es fundamental para absorber mejor los productos de la rutina de belleza. Con la ayuda de especialistas desmitificamos algunas creencias que giran en torno a la limpieza facial y corroboramos otras.

1. Las pieles sensibles deben limpiarse menos el cutis / falso

Se suele creer que las personas con piel sensible deben limpiarse menos, pero no es cierto, la cantidad no varía. Lo que sí es verdad es que ellas necesitan productos especiales ya que su problema está en el film hidrolipídico. “Las pieles sensibles tienden a ser secas, a tener rosácea, se irritan fácilmente con el frío, sol y contaminación. Al no mantener una rutina de limpieza en la mañana y noche pueden aparecer pústulas, comedones, alergias o primeros signos de envejecimiento”, dice Mónica Böhmer, cosmetóloga y directora de Medsthetik.

2. Para desmaquillar, cuanto menos agua mejor / verdadero

En general, el exceso de agua en la limpieza, a diferencia de lo que se cree, puede secar o generar dermatitis en aquellas personas más obsesivas con la limpieza, cuenta la dermatóloga de Clínica Las Condes Patricia Apt, por lo tanto, las pieles muy sensibles deben evitar la limpieza con agua y en el caso de las personas que utilizan productos que requieran de ella, siempre tibia, dice Mónica Böhmer, y después pasar un tónico o agua termal.

3. No hay que abusar de los exfoliantes / verdadero

Efectivamente, la exfoliación se recomienda una a dos veces por semana como máximo y según las necesidades de cada persona. “Se debe hacer con productos adecuados para el tipo de piel. No es recomendable en pacientes con pieles sensibles, hiperreactivas o con algunas patologías como rosácea”, explica la dermatóloga y directora del centro Globaderm, Carla Muñoz.

4. El agua caliente limpia mejor y el agua fría revitaliza / falso

Para los que creen que es así, ojo. Las especialistas explican que el agua caliente puede producir inflamaciones e irritaciones en la piel y no alcanza a limpiar bacterias. Por otra parte, el agua fría produce vasoconstricción, que tampoco es recomendable para la piel. Además, algunas patologías se ven empeoradas con estas temperaturas extremas. “Dado que el agua contiene cloro y otros elementos irritantes, se sugiere usar limpiadores especiales como aguas micelares o lociones suaves de limpieza en lugar de lavar el rostro con agua”, dice Carla Muñoz.


Para Continuar Leyendo Presiona el Botón de SIGUIENTE

1/2
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje
Loading...