CÓMO LAVARSE LA CARA PROFUNDAMENTE.


cutis

 

Es importante tener una disciplina diaria de cuidado de la piel, y eso incluye saber cómo lavarse el rostro adecuadamente. Cuando mi abuela contaba con 60 años seguía conservando una piel muy admirada, y lo lograba lavándola regularmente.

Recuerdo que al principio no era fácil para mí lavar mi cara al final de cada día por el cansancio que solía tener en esos momentos. Pero mi abuela, en su conocimiento de que mi piel necesitaba ser lavada cuidadosamente para eliminar la suciedad o el maquillaje, tomaba un algodón con limpiador facial y lo frotaba contra mis mejillas. ¡Me sorprendía descubrir que de verdad estaban sucias!

Desde entonces comencé a lavar mi rostro indiferentemente de lo cansada que estuviera al final del día. Puedo decir que esto hace maravillas por la piel.

Primer paso: asegúrese de limpiar sus manos con un jabón antibacterial. Esto se hace para prevenir que la diversa suciedad que se acumula en las manos a lo largo del día haga contacto con la piel de la cara. Recoja su cabello para apartarlo del rostro, las orejas y el cuello para poder lavar libremente. Retire todo maquillaje facial antes de comenzar.

Segundo paso: la temperatura del agua es importante. Humedezca su cara con agua tibia: ésta abre los poros. Nunca use agua caliente en el lavado de su cara, ya que reseca la piel.

Tercer paso: vierta un poco de limpiador sobre las manos húmedas. Debe usarse un limpiador al que la piel responda favorablemente: los limpiadores cremosos funcionan para la piel seca y los limpiadores ligeros son buenos para la piel grasosa. Yo utilizo un producto orgánico que se produce en mi localidad y no contiene ingredientes nocivos. Otras personas usan productos exfoliantes. Mi limpiador contiene bambú y luffa, exfoliantes suaves seguros para el uso diario. Evite los jabones: son muy fuertes para la piel facial.

Cuarto paso: masajee el limpiador sobre la cara con las yemas de los dedos. Masajee sobre la frente y las raíces del cabello, la nariz, la boca, el mentón y las mejillas. Masajee también el cuello usando movimientos ascendentes, así como el área tras las orejas. Mi abuela solía decir que masajear de manera suave es la clave de mantener la piel sana. Cuando usted tenga 50 años sabrá que valió la pena el esfuerzo.

Quinto paso: lave la cara y el cuello con agua fría para cerrar los poros.

Sexto paso: utilice una toalla limpia y suave para secar el rostro. No se trata de frotar la toalla contra la piel sino secarla a golpecitos ligeros. La toalla por supuesto debe estar limpia para evitar traer suciedad al rostro de nuevo.

Consejos para recordar a la hora de limpiarse el rostro:

Las personas cuya piel tiene poros grandes pueden usar lociones tonificantes para cerrarlos. Esto servirá también para eliminar los residuos de limpiador que no hayan sido lavados.

Evite los productos faciales con fragancias y preservativos como los parabenos: pueden causar reacciones alérgicas.

Utilice un humectante para mantener la piel hidratada. También la piel grasosa necesita estar humectada.

Sobre el área de los ojos utilice un producto diseñado exclusivamente para ello. Esta parte del rostro posee un tipo de piel particular y debe tratarse adecuadamente.

Cada piel es única, así que sea cuidadosa y observe qué cosas funcionan para su piel. Para obtener mejores resultados puede consultar a un dermatólogo.

Verse y sentirse bien es cuestión de elección. De lo único que se trata es de crear buenos hábitos. El cuidado diario de la piel debe incluir un buen lavado para el rostro.

 

DESEAS MAQUILLARTE COMO UNA PROFESIONAL REALMENTE APRENDE COMO PRESIONANDO AQUÍ

 

Fuente: tipsdebellezaymoda.com

1/1
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje
Te Puede Interesar Leer
Loading...