3 fabulosas mascarillas de avena


La avena es un producto alimenticio que tiene muchas propiedades, y su múltiples beneficios nos ayudaran en muchas circunstancias, es el caso que la usaremos como mascarillas faciales para ciertas imperfecciones que sufrimos en nuestros rostros y queremos eliminar.  Es decir, la avena, no sólo puede mantenerte sana por dentro, lo que puede hacer por tu belleza y por las imperfecciones de tu rostro es aún más impresionante.

Mascarilla Anti brillo

Si tu piel brilla durante el día debido a que produce más grasa de lo normal, esta mascarilla te apoyara a controlar y mantener tu rostro en un estado mate

Ingredientes

  • 1 Taza de harina de avena (también puedes moler los copos enteros en la licuadora para conseguir la harina
  • 3 Cucharadas de aceite de soya

Posteriormente, mezcla los ingredientes formando una pasta, previamente limpia tu cara y aplica la mezcla, déjala actuar por y enjuaga con agua tibia.

 

Mascarilla Exfoliante

Siendo que la piel del rostro es más sensible que la del cuerpo entero, esta mascarilla es ideal para no irritar la piel, solo debes combinar tres productos naturales 

Ingredientes

  • 2 Cucharadas de avena semi triturada

  • 1/2 taza de yogurt natural

  • Jugo de un limón recién exprimido

Después de haber lavado el rostro con agua caliente, emplea la mezcla en todo el rostro y masajéalo con movimientos circulares para deshacerte de las impurezas (también puedes usar un cepillo de dientes suave y nuevo). Deja que repose por 15 minutos y enjuaga con agua fría.

 

Mascarilla Aclarante

Esta mascarilla es perfecta para aquellas personas que tienen manchas o puntos negros en la cara, se trata de una mascarilla aclararte, sirve para recuperar tu tono natural tras un bronceado o bien eliminar manchas de la edad, esta mascarilla te ayudará a eliminarlas de manera segura y natural.

Ingredientes

  • Una taza de avena molida o harina de avena
  • Jugo de un limón (el necesario para que se forme una pasta con la avena)

Preparación

Mezcla los ingredientes hasta que tengas una pasta con buena consistencia. Lava tu rostro con agua tibia y aplica la mascarilla en todos los lugares que tengas manchas. Deja reposar por 20 minutos y enjuaga con agua tibia. Recuerda que debes hacerlo sólo en las noches porque la luz solar te sacará más manchas.

1/1
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje
Loading...